Mi peor pesadilla en moto!

Han visto como algunos chiquitos siempre tienen miedo de irse a dormir porque les puede salir un monstruo en el cuarto? Alguna vez se han preguntado el pánico que pueden sentir esos chiquitos cada vez que tienen que quedarse solos en el cuarto? Especialmente a la hora de dormir, cuando todo es oscuro?

Sin embargo, siempre estos valientes niños enfrentan sus miedos (o sus papás los hacen enfrentarlos, ya que están hartos de tener que compartir la cama) y terminan durmiendo en sus habitaciones, deseando que el señor monstruo se haya ido de vacaciones o simplemente decida no salir esta noche.

Pues yo sí los comprendo. Yo sufro algo parecido cada vez que me voy a montar en la moto. Puedo manejar el carro, la bicicleta, caminar, pero cada vez que me monto en la moto, el monstruo ataca: La picazón de nariz!

Y no puede atacar cuando estoy haciendo un alto, NOOO!!!, tiene que atacar cuando voy por la pista, a alta velocidad. Yo sé que es difícil imaginar algo tan terrible, pero intenten: Ir a alta velocidad por la pista, en un día soleado, disfrutando el roce con el viento, cuando de un pronto a otro, el sexto sentido te dice que algo anda mal, hay algo en la moto, y de repente, te pica la nariz!.

No te puedes rascar, primero que nada, en la pista no es bonito soltar las manos del volante, pero aunque te armes de coraje y puedas soltar la mano, ahí esta el casco! Que hacer? Seguir!? No! Me volvería loco antes de poder llegar a un lugar! Parar!? En medio de la pista!?

AJA! Bajar la velocidad, lo suficiente como para que sea seguro poder levantar el casco y rascarse, pero al bajar la velocidad, la picazón desaparece, o al menos, eso es lo que ella quiere que creas, porque en realidad esta escondida en la moto, esperando a que vuelvas a acelerar, para volver a atacar!

11 Respuestas to “Mi peor pesadilla en moto!”

  1. Flakis Says:

    jaja,demasiado divertido! Una razón más por la que no cambio el carro.

  2. javcrapa Says:

    JAJAJAJAJAJAJAJA, si debe ser demasiado incomodo eso!

Deje un mensaje