Archive for febrero, 2005

Golf, no tan fácil como en la tele

domingo, febrero 13th, 2005

Después de ir a ver el torneo de Golf, Costa Rica Open, con cooldtec, el me convenció de ir a jugar un rato golf en Santa Ana (bueno, el jugar, yo aprender).

Primero que nada, no es tan fácil como se ve en la tele. En la tele, uno ve que le dan a la condenada bolita, la hacen silvar por el aire, y les queda cerca del hoyo. Incluso cuando no le dan bien y la bola se les desvía un poco, uno se atreve a decir que son unos chapas.

Por dicha en Santa Ana no estabamos jugando en hoyos, sino simplemente dándole a la condenada bolita. Más de una vez me quedaron cimbrando las manos por darle un garrotazo al suelo con el palo de Golf. Más de una vez simplemente no pude darle a la condenada bolita. Una que otra vez, si le pude dar a la bola, pero salía rodando, o caía a pocos metros de donde yo estaba. Y una que otra vez, la bola salía con buena fuerza, pero completamente de lado, no hacia el frente. Ah, y eso sin contar el par de veces en que después de hacer el swing, el palo salía volando.

Pero eso sí, cada vez que le daba bien a la bola, salía volando, caía bien largo, y yo me sentía como un profesional.

Rally frustrado

sábado, febrero 12th, 2005

Es el colmo de la mala organización:

Tener que levantarse desde las 6 a.m. para poder alistarme: bañarme, pasear a Koda, desayunar, alistar comida para llevar, alistar salveque, alistar la cámara, ir hasta pavas, donde tengo que devolverle el carro a mi mamá (porque el mío está en el taller) y donde me van a recoger Javier y Mitch a las 8:45am, hacer viaje hasta Cartago llegando como a las 9:30am, y que nos tengan esperando hasta las 2pm para decirnos que la fecha de rally se cancela! Es el colmo!

Aparentemente, la gente de Pista La Lima pidió el permiso para el espectáculo público desde el miércoles, cuando el rally estaba programado para el sábado, aunque la ley estipule que se debe hacer con 10 días de anticipación. Al parecer, estaban atenidos a que alguien conocía al alcalde, y que este siempre ayudaba a agilizar el proceso, pero esta vez el alcalde no pudo ayudar, y poco después de las 7am la municipalidad clausuró la pista.

Y es el colmo no solo por el tener que haberse levantado temprano, como tula que estaba ahí desde las 7am, y que fué uno de los pocos que si pudo entrar, sino por el gasto en que incurren tanto competidores como aficionados al rally. Los competidores gastan dinero practicando y teniendo los carros listos para la fecha, y algunos carros de rally no pueden circular por la vía pública, por lo que tienen que ser transportados hasta la pista en plataformas. Los aficionados gastamos dinero en comida y transporte hasta la pista. Por dicha que esta fecha fue relativamente cerca de San José, porque hubiera dado demasiada colera tener que ir hasta un lugar más alejado como San Carlos, tener que pagar hospedaje, alimentación y no ver los carros corriendo.

Espero que la asociación organizadora de rallies haya aprendido su lección, y la próxima vez que contraten una pista, primero verifiquen que tenga todos los permisos en orden. Además, espero que le peguen una buena jalada de aire a la gente de La Lima, para que de verdad esto no vuelva a pasar.

Nosotros, fuimos a desquitarnos la colera y por lo menos soltar un poco de adrenalina a Formula Kart en Curridabat, y después no fuimos a una carne azada en la casa de Fernando Obando, con el equipo de Rodoban.

Jugar mucho afecta la realidad

viernes, febrero 11th, 2005

El otro leí una historia en slashdot (que hace referencia a una historia en wired) sobre como muchas horas en los video juegos pueden afectar la manera en que vemos la realidad.

Básicamente, la historia dice que si uno pasa mucho tiempo con un juego sobre rodar una bola de adesivo para rejuntar cosas del suelo, al apagar la consola de juegos, cuando uno ve cosas en el suelo inmediatamente piensa como rodar la bola del juego para juntarlas. O que si pasa mucho tiempo con un juego de patinetas, cuando camine por la calle piensa en los trucos que tiene que hacer con la patineta al ver escaleras y pasamanos.

Lo primero que pensé al leer el artículo fue cuan ridículo es. Solo porque paso horas jugando burnout, un juego donde con mi carro tengo que andar sacando a todos los otros carros de la calle, no significa que al montarme a mi carro voy a andarlo chocando contra todo el mundo.

Sin embargo, el otro día comprendí a lo que se refiere el autor. Iba manejando por la Metalco, donde tiene un tanque de agua elevado, con escaleras para poder llegar hasta él, muy parecido a los puestos que usan los francotiradores en el juego Medal of honor: Frontline, y lo primero que pensé al verlo fue en donde estaría escondido el francotirador, y hasta me imaginé con la mira telescópica buscándolo para ponerle un tiro en la cabeza. De veras que hasta ví las líneas negras que forman una cruz para apuntar. Y después de eso hasta me imaginé al francotirador cayendo desde la torre después de haberle disparado.

En la siguiente imagen del juego aparece al fondo, sobre el edificio del centro, una torre como la que vi en la Metalco

Torre

Se cancela el viaje a Mexico

martes, febrero 8th, 2005

Aparentemente, es imposible para Mitch y Javier ir al rally, y aunque esta muy bonita la idea de ir a ver esos aviones volar, gran parte del paseo era poder ir con ellos, por lo que aparentemente se cancela el viaje a México.

Ni modo, por dicha solo había hecho las reservaciones del tiquete, no lo había pagado. Ahora lo que voy no sé es si cancelar las vacaciones que pedí en el trabajo, o si de todos modos agarrarlas e irme a algún lugar.

Conociéndome a como me conozco, me imagino que las cancelaré para «utilizarlas más adelante», y dentro de tres años tendré un montón de días acumulados y me estaré diciendo lo mismo.

Sí pude ir!

domingo, febrero 6th, 2005

Hace unos días dije que no podía asistir al primer paseo Promobike del 2005; pues sí pude ir!. Mi jefe no me necesitaba hasta la tarde, y el paseo terminaba alrededor de las 2pm.

El paseo estuvo muy bonito, aunque estuvo un poco accidentado. Yo me caí, y me respé las dos rodillas, el codo derecho, y raspé unos guantes que estaba estrenando y que me regaló mi mamá para mi cumpleaños, pero cumplieron su propósito, no quiero ni pensar lo que me hubiera pasado en las manos, que recibieron casi todo el golpe, si no tuviera puestos los guantes. Mi hermana también se cayó, y se hizo una cortada en una pierna, y el novio de mi hermana, que es ciclista profesional con muchos años de experiencia, también probó el suelo, a él la experiencia le ayudó en la caída y no le pasó nada. Aparte de los raspones y la cortada, no pasó nada serio.

Incluso con los accidentes, los cuales siempre dan experiencia, el paseo estuvo muy bonito, con un total de 37 kilómetros en 5 horas, desde Paseo Colón, hasta el PriceMart de Heredia por pista, y desde ahí atravesando cafetales en Santo Domingo, San Pablo, San Miguel, para terminar en la iglesia de San Rafael, donde hicimos una parada larga para descansar y comer frutas, y de vuelta por carretera pasando por Heredia, la Pozuelo en la Uruca, Sabana y de vuelta al paseo Colón. Aunque no soy muy bueno para calcular, yo diría que iban alrededor de unos 150 ciclistas.

Al finalizar el paseo, rifan productos de los patrocinadores del paseo. Mi mamá se ganó una bicicleta para Mountain Bike de Mujer, y también nos ganamos un almuerzo en Denny’s. Por cierto, llevar la bicicleta desde Paseo Colón hasta la casa de mi mamá en Pavas, con los raspones y el cansancio de la cleteada, fue todo un dolor.