Archive for noviembre, 2004

Nuevo tattoo: antes ardía, ahora pica

martes, noviembre 30th, 2004

Me hice un tattoo, bueno, otro tattoo. Yo siempre he dicho que quiero tres tattoos, uno en la espalda, uno en el brazo, y otro en la nalga.

El primero, fue uno pequeño en la espalda en forma de dragón. Fue algo pequeño primero que nada porque no me gustan lo tattoos muy grandes, y segundo, porque era el primer tattoo, y cosas como el miedo y la inseguridad jugaron un factor en el tamaño.

El segundo, el cual me hice el viernes en la noche, es un tribal en una franja que envuelve todo el brazo a la altura del tricep. La parte más dolorosa del tattoo, es la parte interior del brazo, donde la piel casi nunca es expuesta y por lo tanto muy MUY sensible.

El tatuador, Memo, aunque resultó ser pura vida, a primera impresión asusta. Es un tipo pequeño, vestido de negro, y da la impresión de que o ha estado tanto tiempo bajo el efecto de la algo que ya es su forma normal de ser, o de verdad está bajo el efecto de algo. No asusta por su apariencia o por su tamaño, sino por pensar que ese es el tipo que va a manejar la aguja.

Todavía mas impresionante fue la música que escucha Memo. Al entrar al lugar, ubicado en el Mall San Pedro, uno ve a dos tipos y una mucha, con piercings, escuchando rock pesado. Sin embargo, mientras Memo se preparaba para hacer el siguiente tattoo, pone un CD de Orishas a todo volumen o música electrónica. Tipo con nota rara, vestido de negro, tatuado, hasta el momento todo bien pero, escuchando Orishas?! (por si acaso, Orishas es un grupo cubano que le dan al rap y al hiphop un toque muy latino).

Al hacerse un tattoo, la piel es penetrada muchas veces por una aguja, por lo cual se hace un grano, y creo que todo el mundo sabe lo que es tener un grano, como pica (de ahí el titulo de esta nota, ya que estoy a punto de volverme loco de las ganas de rascarme), y las ganas que da de arrancárselo, especialmente cuando hay que estarse poniendo crema sobre el tattoo, lo cual implica pasar los dedos por los granitos.

Estoy completamente de acuerdo con quien quiera decir que los seres humanos tenemos que estar locos para dejarnos hacer una herida a propósito (porque al final de cuentas eso es lo que pasa cuando uno se hace un tattoo), pero es genial andar con un buen tattoo.

Nueva cara

viernes, noviembre 26th, 2004

Estoy trabajando en una nueva cara para el sitio, asi que si alguien tiene sugerencias, por favor dejarlas en los comentarios.

Encuevado

martes, noviembre 23rd, 2004

Tengo la mala suerte, de que me enfermo solo durante mis días libres.

Acabo de pasar un fin de semana encuevado en mi casa, tragando pastillas y un brebaje raro que me preparó mi hermana (y que con el tiempo ya le he encontrado el gusto), sin poder jugar volleyball, ni tennis, ni ir al cine, ni ninguna otra cosa otra que no sea ver television metido en un buzo tratando de sudar la gripe.

Pero apenas llega mi día de trabajo, me recupero, por lo menos lo suficiente para ir a trabajar. Por que no puedo ser como otras personas que se enferman entre la semana laboral, y pueden disfrutar plenamente de sus días libres?

Todavía no pierdo la esperanza, todavía ando medio enfermo, y tengo que trabajar hasta tarde, metido en aire acondicionado, y cuando me tuve que venir en moto todavía estaba lloviendo: Al rato y me enfermo a media semana!

y vivieron felices por siempre

miércoles, noviembre 17th, 2004

Creo que todos hemos escuchado el “… y vivieron felices por siempre”, por lo menos en algún cuento, o en alguna película, y siempre se toma por un hecho que de verdad “… vivieron felices por siempre”.

Por lo general, esta frase aplica a dos o más personas, por lo general un hombre y una mujer aunque no necesariamente, pero este va a ser el caso en el que me voy a concentrar. El heroe y la heroína de cualquier historia, pasan momentos difíciles, y los superan con la ayuda de sus amigos, familiares, conocidos, adas madrinas, enanos, genios, ratones y hasta desconocidos con los que los protagonistas se encuentran durante el transcurso de la historia.

Tras pasar todas las dificultades y vencer a todos los villanos, los protagonistas de la historia “vivieron felices por siempre”, lo que se conoce como un final feliz, pero: Que significan en la realidad los finales felices?

Lo más normal sería que nuestro heroe y la heroína se casen, y se puede asumir perfectamente que alguno de los dos tiene los medios económicos para llevar una vida placentera, después de todo, este tipo de historias se desarrolla alrededor de una princesa o un príncipe azul. La feliz pareja envejecerá, y sus hijos crecerán para ser fuente de orgullo, y hacer a sus padres todavía más felices.

Hasta que los dos padres mueran exactamente al mismo tiempo. Después de todo, morir al mismo tiempo es un requisito para vivir por siempre felices. Lo cual nunca pasa en la vida real.

En la vida real, asumiendo que la pareja haya llevado una vida completamente placentera, con hijos modelo, y la envidia de todos los que los conocen, uno de los dos debe morir primero. Este es el afortunado de los dos, ya que no debe sufrir la pérdida de su ser amado, con quien ha pasado casi toda su vida.

En la vida real, un final feliz significa para alguien, estar solo justo al final del camino.

De vuelta

sábado, noviembre 13th, 2004

Ya volví de mis vacaciones. Aunque todo lo bueno tiene que terminar, la experiencia de estas vacaciones estará conmigo para siempre.

Pasé toda la semana, del 5 de noviembre al 12 de noviembre, en Playa Hermosa, Guanacaste, en el hotel Villas Sol Playa Hermosa.

Los objetivos del paseo son muy sencillos:

  • Pasar un buen rato, tranquilo, relajante.
  • Sacar la certificación del PADI, como buzo de aguas abiertas

(más…)