Buceo con mi papá

Como regalo de todas las fechas en las que tenga que hacer un regalo de aquí a un año, incluyendo el día del padre, que es este domingo, le pagué a mi papá la certificación de buceo para aguas abiertas.

Todo empezó porque van a dar el curso de buceo en el Tennis Club, y yo sé que buceo es una de las cosas que mi papá siempre ha querido hacer. Además, estaría bonito poder pegarme una buceadita con mi papá de vez en cuando.

El curso empezó ayer martes, y yo asistí para acompañar a mi papá. Estuvo muy bonito, me recordó la emoción que sentí cuando yo llevé el curso de buceo y saqué la licencia. De paso, pregunté al instructor si me les podía pegar cuando vayan a bucear al mar, y por un cómodo precio puedo ir con ellos, lo que significa que voy a bucear con mi papá en sus primeras inmersiones.

Lo único que no me gusta es que el curso que están dando en el Tennis es de NAUI, no porque sea malo, sino porque yo saqué mi licencia de buceo con PADI, pero al final de cuentas lo que importa es que mi papá tenga la licencia de buceo y aprenda todo lo necesario para que no se muera bajo el mar (para los que no lo sabían, hay que saber bucear, no es tan fácil como ponerse el equipo y tirarse al agua. Bucear sin la debida instrucción puede ser muy peligroso, pero sabiendo hacerlo, es una excelente actividad recreativa)

Deje un mensaje