Archive for noviembre, 2005

Ya llegó la Navidad

lunes, noviembre 28th, 2005

Aunque las tiendas tienen listas la promociones para navidad desde hace bastante, por fin adornamos la casa para Navidad. Para mí, Navidad no es sobre el nacimiento del niño Jesús, más bien es una época para pasar con los seres queridos, comprar regalos (soy comprador compulsivo), comer tamales, tener frío (mucho viento), escuchar villancicos, las cenas de navidad (una con mi papá, una con mi mamá) y la fiesta de año nuevo.

Lo típico de todos los años, la familia, parejas, la carne asada que no puede faltar para mantener las fuezas mientras se decora la casa, o como dijo Rebe, todo el mundo decora, y yo me encargo de supervisar y encargarme de que nadie tenga hambre.

Este año Rebe hizo el rompope, y lo hizo con el RonRico de coco, así que este año tomamos “rompope caribeño”. Y este año el novio de Rebe se me adelantó con guindar el globo de Santa que hizo mi mamá hace muchos años, y que ha sido tradicionalmente mi tarea en la decoración de navidad y que me ha costado varios años de técnica por desarrollar.

Al final del día, mi casa decorada, y un excelente día con los seres queridos (aunque no todos, faltaron algunos). Siguiente tarea: tamales, aunque también estoy pensando hacer una galletada.

Buceo avanzado

lunes, noviembre 21st, 2005

Otras dos entradas fuera de mi lista. Este fin de semana fuí a sacar la especialidad de buceo avanzado con Buzos del trópico, en playas del coco.

Que mejor manera de empezar el paseo el viernes en la noche que con un viaje en moto desde mi casa en San José hasta el hotel Flor de Itabo en Playas del Coco. Aunque la calle está en muy mal estado, prefiero mil veces hacer el viaje en moto, ya que por lo menos puedo quitarme los huecos con mayor facilidad, y los que definitivamente no puedo esquivar casi que les puedo pasar por encima.

El sábado empecé el día con un delicioso desayuno (gallo pinto, huevos fritos, tostadas, mantequilla, jalea y jugo de naranja), y mientras hacía la digestión me dí a la tarea de conocer al resto de gente con la que iba a bucear, ya que había tanto gente que iba a sacar la licencia de buceo avanzada como gente que apenas iba a sacar la licencia de buceo en aguas abiertas (la básica). A las 9am nos dirigimos para la playa, para ayudar a Julio, Abel y Diego (los instructores) a cargar el equipo en la lancha. En el primer buceo nos pusimos a recordar lo aprendido durante el curso para la licencia de aguas abiertas, cosas básicas como quitarse la careta bajo el agua, compartir aire, con el respectivo paseito bajo el agua después de las prácticas, y en el segundo buceo practicamos como quitarse el equipo de buceo bajo el agua y flotabilidad, también con el respectivo paseito. Para cerrar el día hicimos un buceo nocturno, entramos al agua alrededor de las 7:30 pm y duramos unos 30 minutos bajo el agua, ya que habían muchos hilos de mar y nos estaban ortigando mucho por lo que abortamos el buceo antes de acabar los tanques, aunque la experiencia de tirarse al agua sin ver nada y tener que andar buceando con un foco fué muy buena.

El domingo, nos pusimos a hacer prácticas de navegación a las 8am mientras cargaban todo el equipo en la lancha. El primer buceo fue de profundidad, llegamos hasta 104 pies (alrededor de 32 metros) de profundidad, en donde el agua es helada, la visibilidad no es muy buena y hay que jalar un poco más duro para poder respirar. Después de el paseito de rigor, empezamos el ascenso e hicimos una parada de descompresión a 15 pies. El segundo y último buceo programado fue de navegación, nos pusieron a navegar por un área y llegar al lugar de donde partimos, y el hecho de que la corriente estaba muy fuerte no ayudó pero por lo menos yo si pude completar la prueba satisfactoriamente, pero yo tenía ventaja ya que en los Scouts nos habían enseñado a navegar y solo tuve que aplicar bajo el agua lo que ya sabía, a Olga (mi pareja de buceo) no le fué tan bien en la parte de navegación, aunque se puede justificar con el hecho de que nuestra brújula se trababa y que la corriente de verdad estaba muy fuerte, al punto de que al subir nos arrastró un poco, y tuvimos que nadar de vuelta hasta la lancha, Olga con un poco de ayuda mía ya que la venció el cansancio. Lo que sí me gustó de este último buceo es que ya siendo el último, y como supuestamente somos casi buzos avanzados, es que no nos hicieron bajar con guía, solo con la pareja.

Después de nuestro último buceo, seguía el último buceo de la gente del curso básico, y como a mí todavía me quedaba aire en el tanque, pedí permiso para ir a gastar lo que me quedaba. Aunque todos los otros buzos entraron al agua con 3000 libras de presión, y yo solo entré con 1200 libras logré hacer que el aire me durara casi lo mismo que a los otros, aunque tuve que gastar una reserva que siempre se deja para emergencias, y por si acaso pusieron a otro de los instructores a subir conmigo por si acaso.

Y para cerrar el día con broche de oro, otro paseito en moto desde Playas del Coco hasta San José, pero este con luz de día. El fin de semana estuvo genial, disfruté cada segundo, hasta los que dormía, ya que normalmente se hacen dos inmersiones por día y es cansado, hacer tres por día como este fin de semana, es agotador.

Bravo, Perro!

jueves, noviembre 17th, 2005

En resumen, un hombre de nacionalidad nicaragüense se mete a un taller, en horas de la madrugada, con rótulos advirtiendo sobre los perros que al final lo mataron después de dos horas. Autoridades asistieron a la escena, pero fueron incapaces de separar al nica de los perros hasta que el hombre ya estaba muerto. Ahora, el gobierno nica quiere decirnos como se debe aplicar la ley en nuestro país, exigiendo que se mate a los perros, que se enjuicie a las autoridades que estaban presentes en la escena.

Primero que nada, voy a tomar el papel que me corresponde, el de cualquier ciudadano de este país. En este país las leyes son una porquería. Si alguien es detenido por algún crimen, hay una gran probabilidad de que al día siguiente esté caminando por las calles, buscando a su siguiente víctima. La vez que se metieron a robar a mi casa y no había nadie, la policía duró horas en llegar, y cuando llegaron nos dijeron que era poco probable que aprendiera a los culpables, y mucho menos recuperar lo robado aunque los pudieran atrapar. La única vez que se hizo justicia, fue la vez que alguien se metió a robar y yo si estaba en la casa, ya que yo si pude atrapar al ladrón, pero aún así, cuando mi hermana llamó a la policía duraron toda una eternidad en llegar, para que se apuraran mi hermana tuvo que llamarlos otra vez y aclararles que yo tenía detenido al ladrón amenazándolo con un arma de fuego, y entonces sí llegaron en cuestión de pocos minutos. Si nuestras leyes y nuestra policía no nos defienden, nosotros como ciudadanos tenemos que hacerlo, que es justo lo que hizo el dueño del taller.

Ahora voy a tomar el papel del nica. Nada tengo que hacer en un taller cerrado, en horas de la madrugada, sabiendo que hay perros bravos (habían rótulos de advertencia). Independientemente de que haya perros o no, es propiadad privada, el simple hecho de estar ahí sin autorización es un crimen, y mi opinión este individuo se encontraba en propiedad privada ajena solo con la intención de cometer otro crimen.

Tomando el papel del dueño de los perros, no dejaría que le hicieran nada a mis perros, que solo cumplían la labor para la que se encontraban en el taller, cuidar mi propiedad. Los perros no son baratos, sin contar todo el dinero que se invierte en el cuido y entrenamiento, y sin contar tampoco el valor emocional que puedan tener los perros.

Tomando el papel de los oficiales que llegaron en la escena, y habiendo disparado un arma de fuego, puedo justificar el hecho de que los policías no quisieran intervenir. No podían simplemente meterse a separar al perro, ya que podían salir lastimados, y dispararle al perro también implica sus riesgos, ya que podían herir al nica, en cuyo caso el gobierno nica no los estaría molestando por negligencia, sino por homicidio.

De igual manera, puedo entender el papel del gobierno nica. Están dolidos porque otro nicaragüense fué muerto a causa de unos perros. Aunque lo puedo entender, no lo puedo justificar, que es muy diferente, ya que el nica que murió se encontraba cometiendo por lo menos un crimen, y si los perros hubieran matado a un ladrón tico, gringo, o de cualquier otra nacionalidad, de igual manera yo diría “que dicha, un ladrón menos”.

Sealife DC500

martes, noviembre 8th, 2005

Hasta que al fin decidí unir dos de mis pasatiempos, la fotografía con el buceo, y para esto tenía varias opciones:

  • Comprar un estuche subacuático para mi cámara Canon EOS Rebel
  • Comprar una cámara con estuche subacuático
  • Comprar un estuche barato para mi cámara

El estucho barato quedó descartado casi desde el principio, primero que nada, porque barato significa casi la misma cantidad de dinero que comprar una cámara digital con estuche subacuático, y segundo, porque el estuche es un estuche génerico para cámaras SLR, y puede que eso haga algunos controles de la cámara difíciles de accesar. Además, parecen bolsas ZipLock, y aunque entiendo que son muy seguros, no me siento muy cómodo poniendo mi cámara en una de esas bolsas y sumergirla hasta 30 metros de profundidad.

La opción que estuve contemplando por mucho tiempo fué la del estuche subacuático para mi cámara; ya que mi cámara tiene todas las ventajas de una cámara SLR, sería genial tener todas esas ventajas, el problema es que el estuche es mucho más caro que una EOS Rebel, y podría usar esa plata para algo más, como comprar una computadora de buceo.

Al final de cuentas, decidí buscar cámaras que ya vienen con estuche, y encontré una que me gustó mucho, la SeaLife DC500, porque leí buenos comentarios sobre ella, y porque tiene una resolución decente. Dentro de las ventajas de esta cámara, es que se puede usar tanto en la superficie como dentro del agua, toma fotos de buen tamaño (5Megapixels), vale la mitad de lo que vale el estuche subacuático para la EOS Rebel, y vale casi lo mismo que el estuche barato de la EOS, pero incluye la cámara con modos de fotografía subacuáticos.

Aprovechando que Chico estaba en Estados Unidos, y que por fin voy a sacar la licencia de buceo avanzado, le pedí que trajera la cámara, a lo que el accedió con mucho gusto. Ahora solo queda probarla mientras saco la licencia avanzado, a ver si es tan buena como la pintan.

Servicio al cliente

miércoles, noviembre 2nd, 2005

El mal servicio al cliente parece ser la norma en Costa Rica. Y no me refiero a empresas en Ticas, sino incluso cadenas internacionales con representación en Costa Rica.

Aparentemente, las empresas en Costa Rica piensan que es nuestra obligación pagar los precios que les da la gana, y aguantar lo que nos quieran hacer. Cuando al cliente le va bien, obtiene una disculpa por parte de la empresa, pero en realidad esa disculpa significa “no nos interesa lo que usted piense, y le estamos hechando esta hablada porque no nos cuesta nada y puede que con eso usted nos de más plata en el futuro”.

El problema es que al tico no le gusta reclamar, o acepta cualquier cosa con tal de entrar al lugar de moda. Con tal de impresionar a una chavala, ningún tico la llevaría a Ticoburguesas, no!, hay que llevarla a McDonalds, y los que pueden un poquito más, van a Denny’s o Tony Romas. Pero con qué cara se va a entrar a Denny’s, si el otro día armé un escándalo porque me trataron mal? Este pensamiento es herroneo, si me trataron mal en un restaurante, son ellos los que deberían andar rogándome para que vuelva.

Por esta misma mentalidad de aguantar lo que sea, es que nuestro gobierno está como está. Después de todo, que importa que nuestros gobernantes sean unos ladrones, y que los sindicatos intenten dirigir el país a su antojo, mientras pueda irme de fiesta o ver futbol el fin de semana, no hay complicación.

Yo no comparto esta mentalidad, yo pienso que si una empresa comete una barbaridad en mi contra, tendrán que disculparse, y no simplemente diciendo “lo sentimos”, no, la disculpa tiene que causarles dolor, algo que haga reflexionar a la empresa para que no le vuelva a pasar a ningún otro cliente, y de lo contrario, me perderán a mí como cliente.