Archive for the ‘Familia’ Category

Despedida

domingo, enero 29th, 2006

El dolor que siento en mi corazón es muy grande porque Diosito se llevó una parte de mi y sé que cada uno de los que estamos aquí, sentimos algo muy similar. Sin embargo, en medio de tanto dolor quiero darle Gracias a Dios. Sé que parece extraño, pero para que lo comprendan les voy a explicar las razones por las que le quiero dar Gracias.

Primero, quiero darle gracias porque aunque Dios manda ángeles a la tierra, no todos han tenido la oportunidad de convivir tanto tiempo junto a uno de ellos y menos aún de tenerlo tan cerca.

Le quiero dar gracias a Dios porque nos permitió aprender muchas cosas lindas de El, nos enseño a vivir con alegría, a ser emprendedores, a alcanzar nuestras metas y a darnos por los demás. Chris nos enseño a expresar el amor sin que sea un día especial y a aceptar las cosas con optimismo, sin importar lo terrible que éstas parezcan.

Le doy Gracias a Dios porque la partida de Chris fue un proceso, permitiéndonos así, prepararnos en mente, alma y corazón. Dios sabía que necesitabamos tiempo y como todo un Padre amoroso y tierno, nos lo dió.

Le doy Gracias a Dios porque nos dio tiempo para poderle retribuir a Chris un poquito del Amor que El nos dio, dejándonos con un sentimiento de paz. El haber podido estar con El y cada uno de ustedes con nosotros, apoyándonos minuto a minuto y día a día. Confirmando que todos los tratamientos se realizaran de la forma correcta y con la mayor brevedad y amor posible.
Pudimos sentir la satisfacción de estar con El hasta el último momento y ahora saber que El volvió a los brazos y en especial al regazo del Padre que lo creo y que ahora mas que nunca, esta rodeado de amor, alegría y paz.

Le doy Gracias a Dios porque nos permitió verlo en cada pequeño milagro que hacía día a día. Dios nos demostró que no estabamos solos. Aún dentro del Hospital tocó el corazón y el entendimiento de guardas, enfermeras y médicos, no solo les dio sabiduría para atender de la mejor forma a Chris, sino también le suavizó a muchos su carácter y sensibilidad para con nosotros.

Cada vez que llorábamos desesperados e impotentes, nos daba alivio y de alguna manera nos ayudaba, resolviendo lo que en ese momento parecia imposible. Dios, en cada uno de estos Milagros, nos permitió ver que estaba con nosotros.

Le doy gracias a Dios por que esto permitió que muchos que no creían y otros que se cuestionaban, dejaran de hacerlo y simplemente lo conocieran, confiaran en El y hasta empezaran a amarlo. Tambien nos mostro que El es el alfa y la omega, el principio y el fin y que sólo El da la vida eterna así como la paz que el mundo no entiende y que menos aún nos puede dar.

Le quiero dar gracias porque esto nos enseñó a unirnos, entre vecinos, amigos y familiares; olvidamos distancias y situaciones que nos habían separado en el pasado. El recordar como nos uniamos en oración, sin importar credos, apatias rencores o distancias. Todos unidos, rendidos ante El, en un mismo sentir.

Ademas de todo esto, le quiero dar Gracias a Dios por cada uno de ustedes y de muchos que hoy aunque no podían venir, han estado con nosotros. El apoyo de cada uno de ustedes ha sido como un rayito de luz que entra iluminando y calentando una noche que era fría y dura.

Dios nos enseño que en su paso por la vida, Chris dejo mucho y toco profundamente la vida de muchos, y cada uno de ustedes son una muestra de ese recuerdo, un recuerdo que nunca morirá.

Por todo esto que nos permitió vivir y por todo lo bello que ha de venir, te digo,

Gracias Señor!!!

Tamalitos

domingo, diciembre 11th, 2005

Hmmmmm, no puede llamarse Navidad sin la tradicional tamalada, y junto con la tamalada, la que ahora se hizo tradicional en mi familia, la carne asada para celebrar el cumpleaños de mi tío. Junto con la tamalada, rompope, vino, y todo el mundo lleno de estar robando de la masa y la carne para los tamales.

    Distribución de tareas:
    Compras

  • Mi papá
  • Yo
    Darle el punto a la masa

  • Mi papá
  • Mi hermana
  • Yo
    Limpieza de hojas

  • Mi hermano
  • Katia (la muchacha que hace las labores domésticas en la casa
    Armar los tamales

  • Mi hermana
  • La novia de mi papá
  • Mi sobrinita
    Amarrar tamales

  • Katia
  • Papi
  • Yo
    Cocinar los tamales

  • Mi papá
    Asistencia técnica (ver que todo el mundo coma y tome)

  • Yo

Ya llegó la Navidad

lunes, noviembre 28th, 2005

Aunque las tiendas tienen listas la promociones para navidad desde hace bastante, por fin adornamos la casa para Navidad. Para mí, Navidad no es sobre el nacimiento del niño Jesús, más bien es una época para pasar con los seres queridos, comprar regalos (soy comprador compulsivo), comer tamales, tener frío (mucho viento), escuchar villancicos, las cenas de navidad (una con mi papá, una con mi mamá) y la fiesta de año nuevo.

Lo típico de todos los años, la familia, parejas, la carne asada que no puede faltar para mantener las fuezas mientras se decora la casa, o como dijo Rebe, todo el mundo decora, y yo me encargo de supervisar y encargarme de que nadie tenga hambre.

Este año Rebe hizo el rompope, y lo hizo con el RonRico de coco, así que este año tomamos “rompope caribeño”. Y este año el novio de Rebe se me adelantó con guindar el globo de Santa que hizo mi mamá hace muchos años, y que ha sido tradicionalmente mi tarea en la decoración de navidad y que me ha costado varios años de técnica por desarrollar.

Al final del día, mi casa decorada, y un excelente día con los seres queridos (aunque no todos, faltaron algunos). Siguiente tarea: tamales, aunque también estoy pensando hacer una galletada.

Los Soto a más de 40 pies

martes, julio 26th, 2005

Primero que nada, tengo que aclarar que en el título faltó mi hermana, pero me pareció muy largo poner “Los Soto, menos mi hermana, a más de 40 pies”.

Este fin de semana acompañé a mi papá y a mi hermano en sus primeros buceos en aguas abiertas. Se les llama aguas abiertas, porque los anteriores habían sido en piscina como práctica.

El viaje empezó con una chicha, ya que el viernes tenía que averiguar si me iba en bus para poder regresar en el carro de mi papá, o si me iba por mi cuenta, ya fuera en moto o en carro. Resulta que no podía irme en bus porque el último salía a las 4 de la tarde, y yo salía de trabajar a las 5:30, así que decidí irme en moto. Intenté llamar a mi papá para decirle que no me iba en bus, que me iba en moto, y para que me dijera el nombre y la dirección del hotel al que tenía que llegar, y como es de costumbre, el teléfono de mi papá estaba apagado. Se dignaron a llamarme hasta las 11pm, cuando yo estaba en mi casa preocupadísimo porque les hubiera pasado algo, ya que no pensé que fueran tan irresponsables de dejarme abandonado hasta esa hora, y la única razón por la que llamaron es porque llamando a la novia de mi papá averiguamos que sí habían llegado bien hasta el hotel y pude dejarles un recado urgente de que me llamaran.

Después de una buena regañada para mi papá, y sus respectivas disculpas, decidí si ir después de todo, ya que yo dentro de mis chichas ya hasta había cancelado el viaje. Terminé saliendo de mi casa a las 00:00 horas del sábado, y llegando a Playas del Coco a las 2:30 (sí, ya sé, soy un loco, me voy a matar, tengo que manejar con cuidado, especialmente en moto, etc., etc.).

El primer día de buceo no fue nada fuera de lo común, especialmente porque tuve que andar cuidando a mi pareja de buceo durante las dos inmersiones ya que ella no podía controlar la flotación dentro del agua y andaba rebotando por todo el fondo marino. Por andar en esas, Yamieth hasta toreo a una morena que casi la muerde sin que ella se diera cuenta, y cuando yo la tuve que jalar del tanque de aire para quitarla, ella creyó que yo le estaba acomodando el equipo. Además de esto, solo vimos una mantaraya y unas escuelas de peces. Lo mejor de este día fue que mi papá y mi hermano pudieron poner en práctica lo que aprendieron durante el entrenamiento en piscina, ya que a mi papá se le acabó el aire cuando estabamos como a 40 pies de profundidad, pero por dicha, tanto el como mi hermano, hicieron lo correcto, mi papá le hizo la seña a mi hermano de que se le acabó el aire, y este agarró a mi papá, le dió su respirador, agarró el auxiliar, y subieron juntos hasta la superficie; solo este pequeño incidente valió el haber pagado la licencia de buceo.

El segundo día de buceo fué el que estuvo genial, no solo porque Yamileth por fin aprendió a controlar la flotabilidad dentro del agua, sino también porque logramos ver varias mantarayas, 5 tiburones “white teeth”, varias morenas, montones de peces, y hasta un bote un hundido repleto de peces en el interior, aunque no tan grande como el Titanic, como Yamileth esperaba. Logré tomar algunas fotos con una camara sumergible que compré, pero lamentablemente la cámara soporta solo 10 pies de profundidad, así que casi todas con en la superficie, o cuando apenas estaban empezando la inmersión; definitivamente tengo que comprar un estuche sumergible para mi cámara de alguna manera.

El paseo en moto estuvo genial, y la moto fue todo un pegue en Liberia, que estaban con Expo Liberia, y ya que el Coco esta cerca, me fuí a dar una vueltita. Increiblemente, ya que estamos en invierno, no me llovió ni a la ida ni a la venida. El viaje de regreso lo hicimos por el Puente de la Amistad, ya que mi papá no lo conocía, y de paso nos tomamos un cafecito para continuar el viaje con energía.

Feliz Cumpleaños Mamita

lunes, junio 6th, 2005

Hoy cumple años de haber nacido la mujer que me trajo al mundo. No voy a decir cuantos para evitar problemas, pero para dar una pista son más de 46 y menos de 48. No importa cuantos años sean, igual la voy a querer, y ella es como el vino, entre más vieja se pone mejor.

Para celebrar el cumpleaños, hicimos un pequeño viaje familiar a Puntarenas el fin de semana, al Yatch Club, y no solo fue una excelente manera de celebrarle el cumpleaños, con todo y queque de Spoon directamente exportado desde San José, sino que fue una excelente manera de relajarme de todo el stress acumulado del trabajo (lo cual me recuerda lo importantes que son las vacaciones y que ahorita debería tomar unas); dos pájaros con una sola piedra.