Pequeño espectáculo futbolístico

Aunque Costa Rica se mueve alrededor del fútbol, yo nunca fui fanático de este deporte. Y lo mismo aplica para mi hermana.

Cuando yo era un niño, mi papá siempre intentó enseñarme sobre el fútbol, pero nunca fue lo mío. De niño, era muy pasivo, y de joven practique cuanto deporte me fue posible, menos este. Por dicha para mi papá, mi hermano menor es una de las personas mas aficionadas que conozco, tanto al fútbol nacional como internacional.

Pues hoy viví por fin la euforía de este deporte, e incluso me encontré en algún momento apoyando a mi equipo: en el que fuera que colocaron a mi sobrinita!. A mi hermana se le ocurrió meter a su hija en el taller de fútbol del kinder, y como jugando el campeonato, había que ir a hacerle «barra».

A decir verdad me gustó mucho, porque no importa cual equipo pierda o cual gane, no hay peleas y todos lo asistentes gozan. Después de todo, la mayoría de los papas están felices con el simple hecho de que su hijo haya tocado la bola dentro del terreno de juego.

Se suponía que tres mujeres iban a jugar en el campeonato, pero solo mi sobrina se animó, y con grandes costos, ya que no le gustaba la idea de ser la única mujer, ella por lo general es muy delicadita y los otros chiquitos muy bruscos, entonces tuvimos que darle apoyo constantemente durante el juego.

Lamentablemente, no sé el marcador final del juego, ya que tuve que salir en carrera para el trabajo, pero vi lo mas importante, a mi sobrinita jugar!. También me hubiera gustado mucho quedarme para ver a mi hermano jugar, ya que asisten a la misma institución educativa, pero para otra será.

7 Respuestas to “Pequeño espectáculo futbolístico”

  1. javier soto Says:

    con relacion a la participacion de tu sobrina en el campeonato de futbol, quiero decirte que es una gran cosa el que ese monstruo se haya metido a jugar dicho deporte. Con ello, la familia va a ganar un poco de paz , ya que talvez, se canse y no hable tanto

Deje un mensaje