Sin cámara en el peor momento

Siempre llevo mi cámara a todos lados, siempre la llevo en el asiento de atrás de mi carro. Hoy la saqué para procesar unas fotos que tomé hace unos días, y como salí en carrera en la mañana, se me olvidó volverla a meter. Me acordé que la había dejado, pero en buena teoría no la iba a ocupar, y de por sí, la gente siempre me vacila por fiebre, por siempre llevar la cámara en el carro.

Estaba en el local de Orlando cuando ví que pasaron tres tipos en una motocicleta, seguidos por una patrulla en la cual el oficial que iba en el lado del copiloto llevaba medio cuerpo afuera, montando su pistola y gritándole a los de la moto que se detuvieran. Detrás de esta patrulla, empezaron a pasar un montón de carros del OIJ, patrullas y oficiales en moto.

Nos montamos al carro, y los seguimos para no perdernos de la acción. La primera patrulla que vimos, chocó contra la moto, haciendo que los perseguidos perdieran el control de la moto y terminaran en el suelo. Segundos después, llegaron todos los otros carros y motos para ayudar en la aprensión. Resulta que los tres tipos de la moto habían asaltado la agencia del Banco de Costa Rica en Barrio Amón.

Al ver que la persecusión terminó, volví a ver hacia el asiento de atrás buscando por mi cámara, y en eso recordé que la había dejado en la casa. NOOO!!!

Cada vez que veía a alguno de los fotográfos de los periódicos, que llegaron mucho después que nosotros, me sentía terrible de pensar en las imágenes que yo pude haber tomado y que ellos nunca iban a poder tomar.

Así que para aquellos que me dijeron «fiebre», por andar siempre la cámara en el carro, espero que sientan un poco de remordimiento porque en parte esto es su culpa.

3 Respuestas to “Sin cámara en el peor momento”

  1. Trinity Says:

    Que madre!!!
    Trinity

Deje un mensaje