Todas juntas

Es increíble como uno siente que cuando se le vienen malas cosas, se le vienen todas juntas.

Primero lo de mi abuelita, mi mamá ha estado muy mal como consecuencia (hasta se descompuso), mi ex-cuñado quiere bajarle la pensión alimenticia de mi sobrina a mi hermana, y amaneció todo el aceite de la transmición en el piso de la cochera, por lo tanto me quedé sin carro en plena época de lluvia, sin contar la plata que voy a tener que pagar por el arreglo.

Pero pensándolo bien, siempre pasan cosas malas, solo da la casualidad de que algunas veces pasan algunas juntas. El hecho de que se dé esta casualidad, hace que estas cosas malas se sientan más pesadas de lo que en realidad son, y nos da la oportunidad de decir «Es que cuando se vienen, se vienen juntas».

Lo que se debería hacer, es lidiar con las cosas malas y concentrarse en las buenas. Por ejemplo, que mal que se me descompuso el carro, lo voy a mandar a arreglar, pero que dicha que compré la moto, y todavía mejor, que bien que hace menos de una semana compré el traje para la lluvia.

Lo que yo pienso hacer es cambiar mis «que madre. todas juntas», por «que dicha que…»

Deje un mensaje