Rally La Lima (esta vez sí)

Por dicha, esta vez sí se pudo efectuar la segunda fecha del Rally Nacional. Entre el polvo, los carros, y el montón de personas que acudieron a ver la fecha, definitivamente lo más emocionante fue el poder estar en el area de servicio de Rodoban.

Aunque es muy divertido ver los carros de rally correr a toda máquina por terrenos en los que uno no metería el carro, es una experiencia inexplicable el compartir directamente con todos los miembros del equipo, poder sentir sus decepciones cada vez que el carro se tiene que retirar de una carrera, y compartir las celebraciones cada vez que se hace uno de los mejores tiempos.

De paso, también logré ensuciarme un poco las manos con el carro, aunque era difícil buscar algo que hacer que Mitch no quisiera estar haciendo. Cuando estaba ayudando a poner el filtro del aire del Evo, literalmente me hizo sacado para ayudar ella.

Aún habiéndose retirado de 3 carreras, el equipo de Rodoban demostró que no solo corren en el rally porque son buenos, sino por que les gusta, finalizando su última carrera haciendo trompos en media pista y levantado una enorme nube de polvo.

Y para los que creyeron que la asociación organizadora de rallies iba a aprender de sus errores, por ahí escuché que el día anterior al rally estaban en carreras tratando de obtener permisos.

Una respuesta to “Rally La Lima (esta vez sí)”

  1. Graci Says:

    Uy papi!

Deje un mensaje