Jugando al mecánico

Este lunes 14 de marzo es la primera fecha de aceleración Hyundai. El torneo de aceleración es un evento de carreras de cuarto de milla organizado por el HTCR con el apoyo de Repuestos Gigante.

Como miembro del HTCR, no puedo faltar a la fecha, y, aunque la idea no es ir a ganar, sino compartir con todos los compañeros del club y de paso majar un rato el carro, pues sí sería bonito dar pelea, y por qué no, hasta poder ganar. Es por esto, que con la ayuda de Mitch, Javier y Tula, estamos preparando mi carrito para dar una buena pelea en el torneo de aceleración, o como yo le digo, jugando a los mecánicos (excepto Tula, que sí es mecánico de verdad, y muy bueno, dicho sea de paso).

Todavía me acuerdo de cuando era un niño travieso que todo lo desarmaba y luego intentaba armarlo de vuelta, no siempre con un resultado satisfactorio. Esos días ya pasaron, y lamentablemente no significa que ahora puedo armar cualquier cosa que desarmo, significa que ahora ya no saco tiempo para desarmar cosas, a menos que sea en mi cabeza. Ahora, cuando termino un día agotado, significa que le he exprimido hasta la última gota a mi cerebro, y aunque mi cuerpo da para más, simplemente no quiero.

Jugar al mecánico ha sido divertidísimo, ya que toda mi vida profesional me he dedicado a estar sentado detrás de una computadora. En estos días he podido llegar a mi casa y cabecear por cansancio, he aprendido que un carro no es más que otra máquina, y como todas las demás máquinas, con el conocimiento adecuado, se puede desarmar, re-armar y mejorar, y no solo los mecánicos pueden hacerlo (aunque si hay ciertas cosas que es mejor dejárselo a ellos, viéndolo desde mi punto de vista: Mucha gente puede travesear una computadora, pero eso no los capacita para resolver cualquier problema de cómputo).

Lo que sí ha sido una verdadera ventaja en todo este proceso, en la paciencia y disposición para enseñar que ha tenido Tula con nosotros (de nuevo: Mitch, Javier y yo), al enseñarnos su oficio y dejarnos ayudarle (más bien debería decir «dejarnos atrasarle»). Tula: Muchas gracias y un abrazo!

6 Respuestas to “Jugando al mecánico”

  1. pulpus Says:

    eso me recuerda cuando desarmaba artefactos y al volverlos a armar me quedaban como diez tornillos que no sabia de donde diablos habian salido…

    jajaja, es interesante eso .. parece que salieron de la dimension desconocida…

    Yo ni de mecanico ni de corredor de autos funciono.. pero de fijo todo mi apoyo !!!! ehhhhHH!

  2. chrssoto Says:

    Pulpus,

    A cualquier persona que lleve mas te tres meses de andar con la galleta de repuesto del carro, le queda poner las palabras «Yo», «mecanico» y «corredor de autos» juntas en la misma oracion

  3. pulpus Says:

    no te imaginas el cariño que le tome ya a esa galleta.. jejejeje,

    hasta estoy pensando seriamente en ponerle galletas a las otras tres restantes llantas… (jajajaja, me imagino la cara que estas haciendo!!!! jajaja)

  4. beto Says:

    jajajaja… tres meses el choper con la llanta de repuesto… mae esa SI me la creo… jajajajaja 😀 😀

  5. Tonos de Gris » Blog Archive » Hasta ahí llegó el torneo para mí Says:

    […]           « Jugando al mecánico Hasta ahí llegó el torneo para mí Lamentablemente, las probabilid […]

  6. Tonos de Gris » Blog Archive » Tiburón 2.0T Says:

    […] s razones: No quería que se hiciera público hasta que fuera una realidad Quería que fuera una sorpresa para el Torneo de Aceleración Como buen amante a la velocidad, […]

Deje un mensaje