Tiburón 2.0T

Por fin el secreto de estado se hace público. La instalación de un kit de turbo en mi carro se había mantenido como secreto por dos razones:

  • No quería que se hiciera público hasta que fuera una realidad
  • Quería que fuera una sorpresa para el Torneo de Aceleración

Lamentablemente, la manguera de aceite del turbo se reventó, con lo que mi carro se convirtió en una antorcha, derritiendo el abanico del aire acondicionado, y llenando el thermotek de aceite, por lo cual no pude correr el el Torneo de Aceleración

Como buen amante a la velocidad, desde que compré mi Hyundai Tiburón, siempre quise instalar un supercargador, solo que en Costa Rica es difícil conseguir un supercargador para Tiburón ya que todos los que modifican el carro prefieren instalar un turbocargador. Nunca me decidí a hacerlo por otros proyectos (como la casa).

Un día, ya dispuesto para salir de mi casa en carro, descubrí en la cochera un charco de aceite. Resulta que un retenedor en la caja de cambios se había dañado, y se lo llevé a Tula (en aquellos entonces trabajaba en Rodoban) para arreglarlo. Tula sabía de un kit de turbo que vendían para Tiburón, y ya que me iba a quedar sin carro para arreglar la caja de cambios, también podía quedarme sin carro para instalar un kit de turbo.

Siguiendo con esa filosofía de «ya que me voy a quedar sin carro, de una vez le puedo hacer esto otro», aquí está la lista de cosas que se le han hecho al carro:

Espero que sí esté listo para el próximo torneo de aceleración, que es más o menos dentro de un mes.

Deje un mensaje