Archive for the ‘Deporte’ Category

Pequeño espectáculo futbolístico

sábado, junio 5th, 2004

Aunque Costa Rica se mueve alrededor del fútbol, yo nunca fui fanático de este deporte. Y lo mismo aplica para mi hermana.

Cuando yo era un niño, mi papá siempre intentó enseñarme sobre el fútbol, pero nunca fue lo mío. De niño, era muy pasivo, y de joven practique cuanto deporte me fue posible, menos este. Por dicha para mi papá, mi hermano menor es una de las personas mas aficionadas que conozco, tanto al fútbol nacional como internacional.

Pues hoy viví por fin la euforía de este deporte, e incluso me encontré en algún momento apoyando a mi equipo: en el que fuera que colocaron a mi sobrinita!. A mi hermana se le ocurrió meter a su hija en el taller de fútbol del kinder, y como jugando el campeonato, había que ir a hacerle «barra».

A decir verdad me gustó mucho, porque no importa cual equipo pierda o cual gane, no hay peleas y todos lo asistentes gozan. Después de todo, la mayoría de los papas están felices con el simple hecho de que su hijo haya tocado la bola dentro del terreno de juego.

Se suponía que tres mujeres iban a jugar en el campeonato, pero solo mi sobrina se animó, y con grandes costos, ya que no le gustaba la idea de ser la única mujer, ella por lo general es muy delicadita y los otros chiquitos muy bruscos, entonces tuvimos que darle apoyo constantemente durante el juego.

Lamentablemente, no sé el marcador final del juego, ya que tuve que salir en carrera para el trabajo, pero vi lo mas importante, a mi sobrinita jugar!. También me hubiera gustado mucho quedarme para ver a mi hermano jugar, ya que asisten a la misma institución educativa, pero para otra será.

Segunda fecha del Campeonato de Automovilismo

martes, mayo 25th, 2004

El domingo 23 de mayo, se realizó la segunda fecha del campeonato de automovilismo de Costa Rica.

Nos quedamos de ver en la casa del ahora presidente del Hyundai Tuning Club, y después de un pequeño viaje al supermercado en el HyundaiTuning-One para comprar baterías, de ahí nos ibamos para la Guácima, a la cual llegamos poco antes de las 10 de la mañana.

Al llegar a la Guácima, estaba lloviendo levemente, y cuando parecía que finalmente iba a escampar, fue cuando empezó a realmente llover. La única carrera que pudimos ver completamente seca fue la definición de la categoría GT1, la cual ganaron los Fonseca (Andrés y Carlos Kiko)en su Subaru Impreza, el cual se vio muy favorecido por su tracción en las cuatro ruedas al estar la pista muy húmeda.

Teníamos entradas de pits, pero por la lluvia la mayoría del evento lo vimos desde el toldo Nissan, en el cual nos brindaron una magnífica atención. Fue tal la atención, que si tuviera el dinero, les compraría el Nissan Z (mentira, si tuviera la plata compraría un Tuscani, pero muchas gracias a Nissan de todas maneras por la atención).

Es increíble la cantidad de personas que asiste al autódromo. Me encontré con familiares, amigos, excompañeros del colegio. Pude ver desde una chiquita con mucho frío y sueño, hasta una señora de tercera edad, la cual muy vanidosamente, de vez en cuando, sacaba sus cosméticos para ponerse más guapa de lo que se veía.

En Costa Rica, nadie puede llamarse fiebre de los carros sin haber ido alguna vez a la Guácima. Porsche (3 de ellos), Corvette, Impreza, Mustang, Tuscani, Tiburon son solo algunos de los carros que se ven corriendo, y además es divertido para muchas personas ver autos muy similares al suyo correr en un pista de carreras; de hecho los ganadores de la categoría TS1 (Roy y Emilio Valverde) lo hicieron en un Nissan Primera, lo que fue muy celebrado en el toldo Nissan, y los ganadores de la TS2 (Ciro Malavassi y Erick Xirinach) lo hicieron en un Hyundai Accent.

Accidente: Dícese de la ejecución de una carrera automovilística en una pista de asfalto mojada. Cuando Javier Collado chocó su Corvette, yo no sabía si llorar ante la impresión de ver tal máquina sufrir de esa manera o tomar la foto. En eso me acordé que tienen patrocinadores, que son los que pagan por arreglar esos problemillas, y tomé la foto. Otros corredores terminaron en el cesped, o en sentido opuesto en la pista, uno que otro carro terminó en una nube de humo, pero por dicha no hubo incidentes trágicos.