Archive for diciembre, 2004

Ay! Que lindas que son las ticas!

viernes, diciembre 24th, 2004

Ay! Que lindas que son las ticas!

De mí para mí

jueves, diciembre 23rd, 2004

Con respecto a la chicha que me llevé el otro día buscando televisor, la verdad es que al final de cuentas me cansé. No pienso pagar un montón de plata por un televisor que no se si va a durar hasta el final de la construcción de mi casa, y tenerlo en el cuarto de la casa en la que estoy viviendo ahora sería un desperdicio.

Si me hubiera podido comprar el televisor del que me dieron mal el precio, perfecto, porque era una diferencia muy grande con el precio real, pero al final de cuentas no salió, y por ahora voy a desistir la idea de comprar un televisor enorme de plasma.

Sí me gusta mucho la idea de tener un señor televisor en mi casa, que parezca un cuadro guindando en la pared, pero ha decir verdad no se cuanto falta para terminar mi casa. En el mejor de los casos, faltan por lo menos seis meses para terminar la construcción (que ni siquiera ha empezado). De aquí ha seis meses, los televisores serán más baratos, y costarán lo mismo pero con mejor tecnología.

Entonces, por mientras, me compré un televisor de 21 pulgadas plano, más que suficiente para ver películas en mi cuarto, jugar con el playstation 2 delgado que también me compré (que por cierto, fue por lo que empezó lo de comprarme un tele), y no tener que desbaratarme la espalda con los sillones de la sala.

Así que al final de cuentas, Santa sí vino.

Ferenc

Ir rápido

miércoles, diciembre 22nd, 2004

Después de Las tres horas de Costa Rica, estando en el carro, de regreso a San José, Tula (el mecánico de Rodoban que ve mi carro) le dió a mi hermano menor la definición de lo que es ir rápido:

«Cuando usted tenga aros de $2.500 y los haga vibrar, puede decir: Picha! Voy rápido!
Y cuando usted tenga un carro de $100.000 y lo haga vibrar, puede decir: Picha! Voy rápido!
Y si usted puede tener un carro de $100.000, entonces puede ir a la agencia que se lo vendió, pagar 3.000.000 de colones en air bags y decir: Picha! Choqué rápido!»

Y como dice Tula:
«Manejen con seguridad, así nos veremos la proxima carrera»

Ferenc

martes, diciembre 21st, 2004
Ferenc

Odio el spam

sábado, diciembre 18th, 2004

No me refiero a el jamon que viene enlatado al decir que odio el spam, sino a toda la porquería de publicidad que llega por cuanto medio electrónico se inventa.

Correo electrónico, mensajes instatáneos, mensajes de texto en el celular, y ahora, ni siquiera los blogs se salvan.

La manera que encontraron para aprovecharse de los blogs, es utilizar los comentarios. Ponen alguna frase al azar, sin relación alguna con el contenido del sitio, y un enlace al sitio que estan promocionando, por lo general algun sitio de apuestas.

Por dicha, con wordpress (el software detras de mi blog) yo encontré una manera para ocultar estos comentarios, pero aún así tengo que borrarlos manualmente, y puede ser algo tedioso si se considera que después de un fin de semana pueden llegar a haber cientos de comentarios spam. Pero aparentemente, a los que usan otro software no les va tan bien, hasta el punto de tener que deshabilitar los comentarios, perdiendo una parte muy importante de su blog.